instagram

La implantología basal

La implantología basal es un método avanzado de implantación para eliminar defectos de la dentadura. Se ha practicado durante los últimos 30 años, da buenos resultados y tiene varias ventajas con respecto a la implantología clásica. Por ejemplo, los implantes basales se colocan junto con una prótesis. Se puede hacerlo aún en caso de falta de hueso. Además, la implantología basal exceptúa su pérdida. La implantología basal impide la disminución ulterior del tejido óseo.

Esto se explica por el diseño y características del propio implante. Tiene forma de la letra T volteada y se fija en el hueso maxilar de costado. Así, durante la masticación toda la presión cae sobre el hueso basal que puede soportar cualquier carga y tiene un alto nivel de regeneración. Cabe mencionar que el propio implante se fabrica de titanio bien pulido. No se le pegan las bacterias y por tanto no existe el riesgo de infección del implante.

Las ventajas de la implantología basal.

Los especialistas relacionan con las ventajas de la implantología basal la intervención quirúrgica que sólo se requiere una vez. La operación se realiza de forma ambulatoria sin necesidad de la hospitalización después de la implantología. Normalmente el tratamiento se ocupa unos 40 minutos como máximo en función de la cantidad y tipo de las prótesis, así como de la zona tratada. El tratamiento se realiza bajo la anestesia. El tratamiento es indoloro. También el tratamiento es de bajo impacto y no deja suturas. El proceso de injerto es más fácil que el de las prótesis roscadas. Puesto que a diferencia de las prótesis roscadas los implantes basales se colocan en el tejido óseo sin tocar el colgajo por eso la sangre no se acumula en el espacio entre el hueso y tejido blando del maxilar.

La sangre se evacua rápidamente del espacio formado a través de los cortes en el tejido blando. Como el resultado, el paciente no sufre de dolores de cabeza causados por la presión aumentada en el interior del hueso. Dentro de unos 4-7 días después del tratamiento se recupera la función masticatoria.

Cabe destacar que este tratamiento a veces es en dos veces más barato que los implantes roscados. En Oriol el precio de la implantología basal integral no depende de la cantidad de los implantes colocados, nivel de hueso y estado del resto de los dientes. Los implantes basales son duraderos. Pueden servir más de 25 años. Esto se logra mediante una tecnología especial de la implantología. El implante se coloca en el hueso horizontalmente. Así el riesgo de su salida se reduce al mínimo. Los implantologos pueden eliminar el defecto o cambiar la prótesis por otra nueva.

Indicaciones generales

El uso de la implantología basal en la odontología actual es muy amplio. Por eso los especialistas de nuestra clínica tienen gran experiencia en este ámbito. Los implantes basales se colocan en los casos siguientes:

  • en caso de destrucción de los dientes de apoyo, especialmente después de fijación de una prótesis removible esquelética;
  • en caso de imposibilidad de hacer el injerto óseo en dos fases porque el paciente tiene contraindicaciones para aumentar el tejido óseo;
  • en caso de necesidad de restituir sólo un diente o una fila de dientes;
  • cuando el maxilar superior y/o inferior (mandíbula) esté extremadamente o parcialmente atrofiado;
  • cuando por motivos de salud (alergia, etc.) el paciente no puede usar las prótesis removibles acrílicas;
  • en caso de estado grave de las encías afectadas por la periodontitis.
Back