instagram

La implantología basal

La implantología basal es un método innovador que se usa en la odontología. Durante el tratamiento se colocan los implantes dentales especiales junto con la instalación de una prótesis. El método es único por que se usa aún con atrofia alveolar del paciente.

Hace más de tres décadas los odontólogos por todo el mundo usan con éxito este método de la implantología. Tiene una serie de ventajas indudables a dependencia de la implantología clásica, pero requiere el nivel alto de la formación profesional del doctor.

Pregunta

- Este método de la implantología se hace más popular con cada año. Para conocer sus peculiaridades, hay que enfocarse en la anatomía de nuestros maxilares.

Cuente, por favor, sobre la estructura de los maxilares humanos.

Respuesta

- El maxilar superior y mandíbula son de estructura tubular y constan del hueso esponjoso interno (blando por su composición) y hueso cortical externo (denso por su estructura). Cabe mencionar que los dientes se alojan en el proceso alveolar del maxilar o mandíbula. Con el tiempo perdemos los dientes por diferentes razones lo que activa las propiedades protectoras del organismo, el proceso alveolar llega a la atrofia y desaparece en los lugares con falta de dientes. Si imaginamos que los maxilares están edéntulos, el proceso alveolar  desaparecerá en algún momento y se quedará nada más el maxilar y la mandíbula los que sin el proceso alveolar sólo consistirán en el hueso esponjoso interior y exterior. El hueso externo se llama hueso basal. Ese hueso no se atrofia durante toda la vida humana.

 

- Ahora hablemos de la implantología. Explique, por favor, ¿qué diferencia hay entre la implantología basal y clásica?

- Los implantes clásicos fueron inventados en 10 años antes que los implantes basales. Se difieren significativamente tanto en el modo de colocación como en el principio bioquímico de estabilización mandibular. El implante clásico tiene la superficie áspera, y se coloca preferentemente en el proceso alveolar del maxilar superior o de la mandíbula mediante la rosca. El principio de injerto del implante clásico consiste en la formación de una cierta cantidad de hueso alrededor del implante colocado en el hueso esponjoso. Existen diferentes sutilezas que deben tenerse en cuenta en caso de colocación del implante clásico. Por ejemplo, no se puede colocar los implantes clásicos en caso de atrofia alveolar o falta del proceso alveolar.

Este problema se solucione con los implantes basales. No tenemos que atornillar nada en el implante. El propio implante es de titanio bien pulido. Al metal pulido no se le pegan las bacterias, no hay riesgo de la infección del implante basal. En cambio, el implante clásico puede infectarse.

El implante basal con sus discos se sumerja en el hueso basal directamente y se fija seguramente en él. Toda la carga la lleva el hueso basal, no deberíamos privarlo de esa función. Sobre el aditamento se fija una corona para que participe en el proceso masticatorio de forma inmediata.

Para la fabricación de una corona se necesitan de 3 a 5 días aproximadamente después de elaboración del molde. Las coronas o prótesis parciales fijas se hacen en los laboratorios dentales en Moscú.

 

- Evgenii Anatólevich, ¿renunció Usted a la implantología clásica?

- No rechazo los principios de la implantología clásica de ninguna manera. Yo mismo he colocado más de 20 mil implantes, tenía también fracasos. Habían rechazos de implantes cuando yo y el paciente arriesgamos colocándolos, por ejemplo, cuando haya poco hueso. Sin embargo, la ciencia siempre avanza. Al aprender esa técnica, ahora puedo ofrecer el tratamiento de mejor calidad. Atiendo a los pacientes con diabetes también, y con falta de hueso. Incluso hay pacientes con atrofia alveolar. Ya les rechazaron en otras clínicas de nuestra ciudad y fuera de ella. Al enterarse de la implantología basal, veo que la gente vuelve a tener confianza de que pueda dejar de usar sus prótesis removibles.

 

- Podría decirme, por favor, cuánto tiempo tarda la producción de las prótesis y de qué constan exactamente?

- Producir una prótesis parcial fija de metal y plástico en 2-3 días es bastante difícil, pero es posible. Dentro de 8 a 10 meses, cuando llega el tiempo para cambiar la prótesis temporal por una permanente, ya no tenemos prisa. La elaboración de una prótesis ocupa de 25 a 30 días. De momento nosotros pasamos a usar activamente las prótesis fijas elaboradas no de cerámica sino del plástico especial con 80% de polvo de diamante. La ventaja de las prótesis es evidente: pueden repararse y ajustarse en la boca mediante los compuestos livianos. Si la cerámica se astilla, ha de ser quitada y enviada al laboratorio.

 

- Sin embargo, ¿existe algunas contraindicaciones para la implantología basal?

- Sí. Es la osteoporosis en forma grave o media y existencia de algún tipo de cáncer. ¡Es todo! En el resto de los casos la implantología es posible.

 

- Entonces la implantología basal es un avance en la odontología.

- Podría decirse así. Siendo una ciencia con desarrollo continuo, la odontología ofrece cada vez las tecnologías nuevas para diseñar las prótesis idénticas a los dientes naturales, y está destinada a preservar nuestra salud y mejorar la calidad de vida.

Back